¡ADIÓS QUERIDO WASHO!

 ¡ADIÓS QUERIDO WASHO!

Esa era la sonrisa que siempre caracterizó al popular Washo. Mucho se ha dicho se su historia, todos lo recuerdan porque a las chicas las ‘choveaba’ y a los varones nos escupía. Por sus bromas espontaneas, su curiosa habilidad por ponerle sobre nombre o chapa a quien se le cruzase por su camino.

Indigente desde los cinco años, cuenta su historia que Waldemar Contreras Guerrero, nació el 9 de agosto de 1969, en la ciudad de Tarapoto, vino al mundo como un niño común, en ese entonces nadie hacía presagiar que años más tarde, aquel niño que a pesar de su condición logró culminar la transición en un colegio especial, se convertiría en un personaje pintoresco, infaltable en los velorios y en las cocinas de las casas de las viudas.

De Waldemar Contreras Guerrero, o simplemente Washo, podríamos hablar mucho, todos aquellos que lo conocieron en su barrio, en los velorios, por las calles o hasta en el cementerio de Tarapoto, saben que el washo siempre hacía andar su pequeña ollita, para guardar comida para su familia. Es para mi madre, para la rocolita, decía.

admin

2351 Comments